1 febrero, 2022

Qué es un ataque del día cero

Ataque del día cero

La seguridad es un asunto que siempre ha estado ligado a la informática y con el que tienen que lidiar los administradores TI en su día a día. Aunque el nivel de calidad del software actual suele ser muy alto en la mayoría de los casos, con el tiempo, siempre aparecen algunas vulnerabilidades que pueden ser utilizadas por terceros con intenciones maliciosas.

Un ataque de día cero informático se produce cuando los ciberdelincuentes se valen de estas vulnerabilidades no detectadas para acceder a los sistemas, robar datos o producir otro tipo de daños.

Es importante implementar sistemas de seguridad para impedir o minimizar este tipo de ataques productos de vulnerabilidades no detectadas del software, por lo que contar con un buen asesoramiento en ciberseguridad e implementar las herramientas de protección adecuadas debe ser una prioridad para toda empresa.

Qué es un ataque de día cero

Un ataque día cero se produce cuando los atacantes descubren una vulnerabilidad de un sistema informático antes que los administradores de sistemas por lo que pueden utilizarla para realizar distintos tipos de ataques con el fin de robar información, interrumpir el sistema y otras prácticas maliciosas.

En el proceso de desarrollo de software se realizan una gran cantidad de pruebas y test para garantizar que los programas lleguen al mercado sin bugs, errores y vulnerabilidades. Sin embargo, hasta que el software no está funcionando en un entorno real y utilizado por una gran cantidad de usuarios o empresas, no se descubren algunas vulnerabilidades que resultan una auténtica amenaza para la seguridad. Si los ciberdelincuentes encuentran este tipo de problemas antes que los propios desarrolladores o los administradores de un sistema, podrán utilizarlas con fines delictivos.

Por qué se denomina ataque día cero

El nombre de ataque día cero o zero day attack hace referencia al momento en el que se descubre esa vulnerabilidad (día cero) y se empieza a trabajar para solucionarla, es decir, comienza en ese momento el proceso para minimizar el impacto del ataque y solucionar la vulnerabilidad.

Por qué son tan peligrosos los ataques de día cero

Los ciberdelincuentes ven facilitada su labor para atacar e introducirse en los sistemas de una empresa gracias a posibles vulnerabilidades del software, tanto del sistema operativo como de otros programas que se utilicen. Si encuentran una vulnerabilidad pueden explotarla para realizar todo tipo de ataques contra el sistema como infecciones por malware, accesos no autorizados a sistemas, robo de información…

Un ataque de día cero quiere decir que la empresa está siendo atacada debido a un fallo en sus sistemas y que, si no reacciona de forma rápida y apropiada, las consecuencias pueden llegar a ser muy graves, tanto a nivel operativo, como económico y de reputación.

Como ataque de día cero de ejemplo podemos recordar el que sufrió la compañía cinematográfica Sony Pictures Entertainment, donde, debido a una vulnerabilidad de sus sistemas, sufrieron un ataque que acabó en el robo de contratos, planes de negocios, películas y guiones, además de todos los correos electrónicos corporativos de los ejecutivos de la empresa.

Cómo detectar un ataque de día cero

Los ataques día cero están directamente relacionados con vulnerabilidades de software, como ya hemos visto. Por este motivo, la responsabilidad de detectarlos debe recaer en profesionales cualificados y con experiencia, capaces de emplear distintas técnicas avanzadas como:

Técnicas estadísticas

Consiste en estudiar un sistema y recopilar datos para crear un patrón de comportamiento normal. Gracias a este patrón se puede monitorizar el sistema y detectar cualquier anomalía o desviación que pueda indicar un ataque de día cero.

Técnicas de firma

Una firma en ciberseguridad, es el rastro o método que utiliza un determinado ataque. Por este motivo, los sistemas de protección como antivirus y antimalware utilizan estas firmas para detectar posibles ataques.

Aunque un ataque de día cero se produce por una vulnerabilidad desconocida, por lo que no hay referencia o firma de dicho ataque, el aprendizaje dejado por anteriores ataques permite detectar ataques similares o con características comunes, que pueden deberse a un ataque de día cero.

Técnicas de comportamiento

Con este método se estudia el comportamiento de un componente potencialmente malicioso con el sistema para detectar si es realmente una amenaza y puede llegar a ser dañino o peligroso.

Técnicas combinadas

Lo habitual es que los expertos en seguridad utilicen una combinación de las tres técnicas anteriores para poder detectar los ataques día cero, consiguiendo así mejores resultados.

Cómo actuar ante un ataque de día cero

Detectar un ataque día cero es fundamental para poder defendernos ante ellos. Veamos cuáles son los pasos o acciones recomendados sobre cómo actuar cuando se detectan este tipo de ataques.

Actualizar sistema operativo y software

Ya que este tipo de ataques explotan vulnerabilidades de software, es crucial el mantener todo el software y los sistemas operativos actualizados a sus últimas versiones. En las actualizaciones de software se incluyen parches de seguridad que corrigen las vulnerabilidades ya detectadas, evitando así que se produzcan ataques relacionados con ellas.

Implementar soluciones de protección

Contar con un buen sistema de protección es fundamental para estar bien protegidos y poder lidiar con los ataques de día cero de manera eficiente. Por ejemplo, con ESET Dynamic Threat Defense se dispondrá de diversas herramientas que previenen las amenazas zero-day. Se trata de un sandbox de seguridad en la nube que añade una capa extra de seguridad a los sistemas informáticos de la empresa.

Contar con un protocolo de actuación

Disponer de un protocolo de actuación definido ante ataques de día cero es la mejor forma de garantizar una respuesta rápida y eficiente. Saber qué es lo que hay que hacer y cuándo, es fundamental para actuar a tiempo y minimizar las consecuencias en caso de que lleguen a producirse este tipo de ataques.

Un ataque día cero se produce debido a una vulnerabilidad del sistema operativo o de algún software que utilice la empresa. Las consecuencias de este tipo de ataques son muy graves por lo que es necesario implementar métodos para detectarlos y herramientas y políticas de actuación para combatirlos en caso de que se produzcan.

¿Aún estás despierto?

Nosotros también. Ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos en lo que necesites.
Contáctanos