29 marzo, 2022
contenerizacion_

Qué es la contenerización de aplicaciones

En el mundo de la informática y el desarrollo de software, el uso de contenedores ha supuesto una auténtica revolución y avance. Con la contenerización de aplicaciones, los desarrolladores ahora se olvidan de la configuración del entorno de ejecución, centrándose en el código y otros aspectos de su trabajo.

La virtualización y la contenerización de aplicaciones han cambiado la forma de trabajar, permitiendo una mayor flexibilidad y una menor dependencia de sistemas operativos y de recursos hardware dedicados.

Qué es la contenerización de aplicaciones

La contenerización de aplicaciones consiste en aislar aplicaciones del sistema operativo, empaquetándolas con todos los componentes y dependencias necesarios para que se puedan ejecutar en cualquier entorno. Con el uso de contenedores, las aplicaciones se vuelven portables, pudiendo utilizarse en diferentes entornos, ya que incorporan todo lo necesario para su ejecución.

Para que una aplicación pueda ejecutarse necesita librerías, archivos de configuración, dependencias y archivos binarios, entre otros componentes. Un contenedor aísla todos esos elementos junto a la aplicación, consiguiendo abstraerla del sistema operativo, facilitando que pueda ser ejecutada en distintas clases de infraestructuras.

Qué es un contenedor Docker

Docker es una de las principales herramientas del mercado para la creación de contenedores. Se trata de un proyecto de código abierto que permite empaquetar aplicaciones con todos los elementos necesarios para su ejecución, en contenedores muy livianos que facilitan su portabilidad a distintos entornos.

Por ejemplo, crear un contenedor Docker MySQL permitirá ejecutar este sistema de bases de datos en un servidor físico o virtual, independientemente del sistema que utilice.

Qué es Kubernetes

Cuando se habla de contenerización de aplicaciones es importante nombrar Kubernetes, una herramienta de orquestación de contenedores que permite trabajar con una gran cantidad de contenedores para poder desplegarlos y gestionarlos de manera eficiente.

Contenerización vs. virtualización 

El uso de máquinas virtuales o virtualización es la principal tecnología para el despliegue de software en la actualidad, pero, poco a poco, el uso de contenedores se va haciendo más popular por los grandes beneficios que ofrece.

Ambas tecnologías son similares a la hora de su funcionalidad, aunque la virtualización implica la creación de un sistema operativo completo virtual, mientras que la contenerización se centra en virtualizar la aplicación solo con los elementos del sistema que necesita para ser ejecutada.

Usos de la contenerización de aplicaciones

Son muchos los usos que se pueden dar a la contenerización de aplicaciones, por lo que es considerada una de las tecnologías informáticas más importantes para el futuro cercano.

Los principales usos y aplicaciones de los contenedores son:

  • Para mejorar los microservicios y aplicaciones distribuidas, ya que permiten aislarlas, escalarlas y ofrecer un mejor soporte.
  • Crear entornos de trabajo más consistentes y escalables, dotando a los proyectos de mayor flexibilidad a la hora de utilizar distintas aplicaciones y procesos.
  • Facilitar el uso de entornos en la nube e híbridos al poder ejecutarse los contenedores en cualquier entorno de manera consistente.
  • Para el desarrollo de aplicaciones que puedan implementarse en cualquier entorno.

Ventajas de la contenerización

El uso de contenedores está cada vez más extendido por los múltiples beneficios que ofrece.

Veamos cuáles son las principales ventajas de la contenerización de aplicaciones.

Rentabilizar los recursos

Con la contenerización de aplicaciones se evita el uso de recursos innecesarios del servidor, algo que no se puede evitar al utilizar máquinas virtuales, donde se recrea un sistema operativo completo haciendo uso de muchos recursos de hardware.

Los contenedores son elementos muy ligeros que tienen todo lo necesario para ejecutar la aplicación, por lo que son mucho más eficientes y consumen menos recursos que las máquinas virtuales.

Portabilidad

Una de las grandes ventajas de los contenedores es que facilitan la portabilidad de aplicaciones entre distintos entornos. Por ejemplo, un equipo de desarrollo no tendrá que preocuparse por configurar un entorno específico para poder trabajar con una aplicación, ya que esta incluirá todo aquello que necesita para ser ejecutada.

Un contenedor podrá ejecutarse en entornos locales, híbridos o en la nube sin necesidad de realizar cambios de código.

Optimización de DevOps

Para las empresas que implementan la metodología de trabajo DevOps el uso de contenedores es una tecnología clave, pues les facilita uno de los puntos más importantes de la misma, como es la colaboración entre los equipos de trabajo.

Los contenedores son herramientas que solucionan conflictos entre distintos entornos y que acercan más a los desarrolladores con los equipos de operaciones TI que pueden colaborar de forma más sencilla y eficaz.

Además, durante el ciclo de vida de una aplicación muchos de sus archivos siempre son los mismos, como los sistemas de archivos o los ficheros binarios, por lo que los contenedores son una solución ideal.

Escalabilidad

Al ser elementos pequeños e independientes son fácilmente escalables, ayudando a crear infraestructuras realmente complejas con miles de contenedores, de manera rápida y sencilla (utilizando un orquestador de contenedores como Kubernetes, por ejemplo).

Mayor velocidad de despliegue

El uso de contenedores acelera la puesta en marcha de aplicaciones, pues no necesita arrancar un sistema operativo huésped. Los contenedores son una plataforma de implementación más ágil que pueden desplegarse de manera mucho más rápida y eficiente que otras opciones.

Alta seguridad

La contenerización de aplicaciones incrementa su nivel de seguridad al ofrecer mayor aislamiento de los paquetes de aplicaciones. Al ejecutar solo las dependencias y procesos necesarios para su ejecución, los contenedores ofrecen un entorno menos vulnerable que un sistema operativo virtualizado.

Hemos visto qué es la contenerización de aplicaciones y qué son los contenedores Docker. Aunque la virtualización sigue jugando un papel clave, el uso de contenedores se ha convertido en una de las mejores alternativas para optimizar recursos, garantizar la portabilidad de aplicaciones y garantizar la disponibilidad de las mismas (al poder reproducirse de forma rápida y sencilla).