18 marzo, 2022
SCRUM

Metodología SCRUM: qué es y cómo implementarlo

El desarrollo ágil es una filosofía que cada vez utilizan más empresas, pues les permite ser más rápidas, eficientes y productivas, disminuyendo sus costes y ofreciendo mejores productos y servicios a sus clientes. Grandes empresas han abrazado este tipo de metodologías ágiles desde hace mucho tiempo, obteniendo grandes resultados.

Dentro de estas metodologías, SCRUM es una de las más interesantes, ya que está enfocada directamente en las tareas a realizar y en la interacción de los equipos de trabajo y el cliente final.

Qué es SCRUM

SCRUM tiene el significado de colaboración, ya que es un término sacado del rugby donde los jugadores se apoyan mutuamente. La metodología agile SCRUM es un entorno de trabajo donde se aplican una serie de acciones con el objetivo de abordar proyectos de forma mucho más rápida y eficiente. En SCRUM el trabajo colaborativo es fundamental, por lo que se debe garantizar un alto nivel de comunicación entre los distintos componentes que participan en el proyecto.

En SCRUM se trabaja con Sprints, es decir, el proyecto se divide en pequeñas partes para poder abordarlas de forma más rápida y eficiente. Un proyecto puede estar compuesto por varios sprints que cuando se concluyen dan el resultado esperado.

Cuándo se recomienda

Aunque SCRUM se aplicó en el desarrollo de software para entregar aplicaciones de mayor calidad en menor tiempo, y con entregas continuas, en la actualidad es una metodología que ha evolucionado, aplicándose en cualquier tipo de empresa, independientemente de su tamaño o el sector en el que opere.

Cómo funciona la metodología SCRUM 

La metodología SCRUM consiste en abordar cualquier proyecto dividiéndolo en sprints o partes más pequeñas. Dentro de este entorno de trabajo hay que seguir una serie de fases para abordar cada tarea, y participan unos roles específicos que garantizan el cumplimiento de esta filosofía de trabajo.

Fases SCRUM

La metodología SCRUM se divide en cinco fases:

  1. Sprint planning. La planificación del sprint es la primera fase de SCRUM donde se describe qué tareas se asignan a cada miembro del grupo de trabajo, así como el tiempo que necesita para concluirse.
  2. Scrum team meeting. Suelen ser diarias y cortas que realizan los equipos de trabajo para evaluar el trabajo realizado, el que se va a abordar en el día y qué problemas se han presentado o se intuye que se van a presentar.
  3. Backlog refinement. Es un repaso de las tareas y su evolución por parte del Product Owner con el fin de evaluar el tiempo y esfuerzo empleado en cada tarea y para resolver cualquier inconveniente encontrado en el camino. 
  4. Sprint Review. Son reuniones donde participa también el cliente, y que tienen como objetivo mostrar los resultados obtenidos. La presencia del cliente es fundamental para conseguir un feedback real y de calidad y para crear una relación más cercana y productiva.
  5. Retrospective. Es una reunión final tras concluir el proyecto donde se revisa todo lo que ha ocurrido durante el sprint (qué se hizo bien y qué se hizo mal, y cuáles fueron las principales dificultades a las que hubo que enfrentarse). El objetivo es adquirir conocimientos para mejorar en futuros proyectos.

Perfiles y roles

Dentro de SCRUM podemos encontrarnos con tres roles o perfiles principales:

  • Scrum Team. Lo componen los miembros de los equipos de trabajo que colaboran para poder ser más eficientes a la hora de abordar y concluir las distintas tareas y procesos.
  • Product Owner. Este perfil está íntimamente ligado al cliente, actuando como su voz dentro del proyecto. Es el encargado de garantizar que el proyecto sigue los objetivos marcados en todo momento.
  • Scrum Master. La principal función de este rol es la de ayudar al scrum team para conseguir cumplir con las previsiones establecidas a la hora de abordar el proyecto. Se encarga de facilitar todo lo necesario para superar problemas y obstáculos, y de garantizar el flujo de información entre todos los participantes en un sprint.

Beneficios de la metodología SCRUM

SCRUM es una metodología muy popular que cada vez cuenta con más seguidores desde distintos sectores. Las ventajas que proporciona SCRUM la han convertido en una de las metodologías ágiles más interesantes para mejorar el funcionamiento y los resultados de un negocio.

Los principales beneficios de SCRUM son:

  • Permite afrontar mejor los proyectos en relación con el tiempo y recursos a emplear.
  • Permite fijar una fecha de entrega más precisa y realista al disponer de mayor control sobre todo el proceso.
  • Aporta mucho valor a la empresa gracias a la gran cantidad de información que se obtiene (trabajo colaborativo).
  • Se reducen los tiempos de entrega y se incrementa la calidad del producto o servicio ofrecido.
  • Se mejora la satisfacción del cliente, que pasa de un agente externo estático, a participar en el proyecto.
  • Crea un mejor clima de trabajo donde se abordan los problemas e incidencias desde una perspectiva positiva, buscando soluciones en lugar de culpables.
  • Aumenta la productividad y competitividad de la empresa.

Herramientas

En el mercado existe una amplia oferta de herramientas o software especialmente diseñado para gestionar proyectos bajo la metodología SCRUM.

Algunas de estas plataformas SCRUM más destacadas son:

Jira

Probablemente se trate de la herramienta SCRUM más interesante del mercado para poder abordar proyectos ágiles. Incluye una serie de utilidades especialmente diseñadas para trabajar con sprint, como por ejemplo:

  • Tableros flexibles y personalizables de tareas.
  • Gestión de flujos de trabajo.
  • Generación de informes y paneles de mando.

Trello

Se trata de un tablero virtual que trabaja con un sistema de post-it, que permite realizar un seguimiento de las tareas y procesos en forma de columnas.

Utilizando complementos se puede implementar nuevas funcionalidades para un mejor control del sprint (como la integración de métricas y KPI de seguimiento).

SCRUM es una metodología ideal para aplicar en cualquier tipo de empresa, pues está basada en principios ágiles donde los procesos se dividen en tareas más pequeñas y abordables, lo que facilita y acelera su conclusión. Con SCRUM las empresas incrementarán su productividad y serán mucho más competitivas en el mercado actual marcado por la globalización y digitalización.

¿Aún estás despierto?

Nosotros también. Ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos en lo que necesites.
Contáctanos